HOSPICIO SANTA GEMMA GALGANI

FICHA DE IDENTIFICACIÓN


Datos generales:
Dirección: Jr Atahualpa (Alameda de los Descalzos), Rímac
Uso actual: Hospicio de mujeres adultas mayores
Propietario: Familia Pérez-Hidalgo Berckemeyer
Área del terreno:
Área construida:
Área techada:
Estilo arquitectónico:


Información técnica
Estado de conservación: Sectores en riesgo, desocupados.
Sistema estructural: Aporticados de madera
Estado de instalaciones: Bueno en los sectores operativos.
Amenaza de destrucción: Parcial
Tugurizado: No
Saneamiento legal: Si
Declarado monumento: No.


Datos Históricos
Autor:
Construcción: 1908
Uso original: refugio de las viudas de los militares de la Guerra del Pacífico
Intervenciones: Solo de mantenimiento. Una remodelación integral en 2008
Dueña de los terrenos: Familia Pérez-Hidalgo Berckemeyer
Otros usos en su historia: Se mantuvo como Hogar de madres y solteras ancianas


Contactos:
Carmen Rubina - Encargada:
Teresa Diegovich – Directora
Rita León - subdirectora.


TEXTOS DESCRIPTIVOS


Descripción:


El Hospicio, ubicado en el Jr. Atahualpa (auxiliar de la Alameda de los Descalzos), recibe su nombre en honor a la santa italiana Gemma Galgani. Al inicio, en 1908, su objetivo era recibir a las viudas de la guerra con Chile (sus primeras residentes fueron tacneñas y madres peruanas que vivían en Arica), pero con el paso del tiempo abrió sus puertas a mujeres mayores, sean viudas o solteras, que se encontraran en situación de abandono por carecer de vínculos familiares, o por tenerlos muy lejos.


Distribuidas en minidepartamentos independientes (71), habitan 60 mujeres de entre 60 y 98 años (dato del 2008). Cada uno (a veces compartidos por dos personas, en la mayoría de casos madre e hija) cuenta con una pequeña sala, dormitorio, cocina y baño. Las internas se encargan de la limpieza y el mantenimiento de los mismos, preparan su comida, socializan en las áreas comunes (cuentan también con una capilla), y salen a la calle con total libertad, muchas van a trabajar, e incluso pueden ausentarse algunos días, previo aviso.

Además de mantenerse solas, deben pagar 6 soles mensuales por luz, agua y mantenimiento. Para entrar deben pasar por una serie de entrevistas y evaluaciones, donde la asociación verifica tres requisitos: contar con una jubilación, tener seguro social, y realmente requerir la ayuda. Todas han sido inscritas en el seguro integral para que puedan recibir atención médica gratuita.


La vida de las internas no se limita a los quehaceres personales. Un salón al centro del hospicio, conocido como “Club de la Unión, es escenario de gratas tertulias por las tardes. Además, hay talleres donde aprenden de arte, tejido, cosmetología, joyería, chocolatería y manualidades. Regularmente reciben la visita de algunas enfermeras


Estos son testimonios de algunas internas, recogidos en un reportaje del diario La República:


"Tengo 88 años. Yo vivía en un departamento y de la noche a la mañana me subieron el alquiler. No tuve cómo pagar y una buena amiga me habló de Santa Gemma. Me aceptaron porque no tenía pensión, perdí la jubilación porque tuve que atender a mi madre cuando cayó enferma". “"Es mentira que salga para encontrarme en la calle con mi novio, como dicen mis amigas", "Imagínese, a estas alturas. Yo he sido padre y madre de mi hijo". Zoila Saldaña.

"Tengo mis hijos, sí. Pero están casados y deben vivir cada uno con su familia. Yo estoy bien acá" Sarita León, una de las residentas más antiguas.


"Yo era novicia de clausura. Llegué aquí muy joven. Había hecho ya mis votos temporales y estaba por hacer los votos perpetuos cuando caí enferma";. "Cuando llegué, mi hermana asumía mis gastos. Ahora es mi sobrina". Srta Isabel Arredondo.


Historia


1908: Se construye la casa en los terrenos de la familia Pérez-Hidalgo Berckemeyer en


2005: Un grupo encabezado por Oscar Berckemeyer Pérez-Hidalgo, benefactor del hospicio, crea la Asociación Corazón de Gemma.


2008: remodelación como celebración del centenario de su creación.


Estado actual


En 2008 se remodeló el local gracias a una serie de ayudas. Se pintaron las paredes, se cambió el piso de madera y se colocaron bancas en los pasadizos y en el patio.


De las 71 habitaciones, en ese entonces habían 60 residentes. El resto de habitaciones estaba en reparación. Hoy el número de residentes se ha reducido a 33, debido al mal estado de los ambientes que ya no pueden ofertarse.


Proyectos:


Se necesita tener un tópico con equipos y médicos, además de campañas de salud mas constantes. La reparación de las habitaciones en mal estado también está a la espera de un proyecto de recuperación para que el hospicio pueda beneficiar a más personas.


Bibliografía:


https://larepublica.pe/archivo/219940-cien-anos-de-solidaridad/
www.corazondegemma.org.
hospiciosantagema.blogspot.com

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Twitter Icono